Ok

En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies. Ces derniers assurent le bon fonctionnement de nos services. En savoir plus.

06/01/2021

Ley de aborto: una victoria de la democracia

[Une fois n'est pas coutume, voici un article en espagnol! Publié antérieurement sur le blog Periné Consciente]

No podíamos empezar el año sin hablar de la decisión histórica de aprobar la Ley de aborto legal, seguro y gratuito. Con el proyecto “Periné Consciente”, estuvimos luchando desde el principio para que las mujeres puedan decidir en consciencia sobre su cuerpo, que sea en su sexualidad, en su embarazo, su parto, y hasta en su vida cotidiana (alimentación, deporte…).

Esta lucha, la hicimos en contra de siglos de opresión de la mujer y del cuerpo femenino. Pues, la historia de la feminidad fue lo mas seguido marcada por la voluntad masculina de dominación. Por esa razón, la mujer fue durante siglos considerada desde el punto legal como una “menor de edad” o directamente como “propiedad del hombre”. De hecho, lo sigue siendo en varios países del mundo.

Dibujo que habia realizado Daniela Kantor para Periné Consciente hace 2 años !

En numerosos momentos de la historia de la humanidad, los hombres se sintieron “amenazados” por las mujeres que buscaban afirmar un poder propio:

  • la “bruja” es el ejemplo típico de eso, como lo demostró la historiadora Silvia Federici en su libro “Caliban y la bruja” (lo pueden leer de forma gratuita desde este enlace).
  • Otro ejemplo es él de la historia de la obstetricia y del nacimiento: durante siglos, eso fue un territorio estrictamente femenino. Pero a partir del siglo 18, cuando se desarrolló la obstétrica, se buscó excluir sistemáticamente las mujeres del parto: las antiguas matronas fueron poco a poco reemplazadas por el medico (hombre) que empezó a usar nuevos métodos (parto acostado, herramientas tipo fórceps).
  • Las religiones también contribuyeron de manera fundamental a la sumisión de las mujeres, como lo habíamos mostrado en esta nota, con el ejemplo de la Biblia que erige la mujer como pecadora mayúscula.

Por todas esas razones, nos parece que la aprobación de la Ley de aborto legal, gratuito y seguro en Argentina es una victoria tremenda. Una victoria de muchas mujeres argentinas, que años tras años bajaron en la calle para reclamar su derecho tan legitimo a la autodecisión.

Una victoria de la sororidad y de la solidaridad: estar de pie, paradas, pensando, debatiendo, intercambiando ideas, bailando juntas, abrazándose, sosteniéndose… todo con las mismas metas:
– permitir a las mujeres ser madre, solo si lo desean, y no “porque no le queda otra”
– permitir a las mujeres abortar en un ambiente seguro, y no de forma clandestina y peligrosa para su salud.

En esta lucha, se tocan un montón de temas:

  • La desigualdad social: siempre son las mujeres mas pobres que toman más riesgos, abortando en lugares precarios y con métodos peligrosos.
  • La violencia hacia las mujeres: cabe recordar que, en muchos casos, se busca un aborto por tema de violación, o relación sexual no consentida.
  • La educación sexual: ¡un tema fundamental! Para que las chicas jóvenes no se embaracen desde sus primeras relaciones, también es necesario que chicos y chicas estén bien informados sobre la vida sexual, los tiempos de fertilidad… y obviamente los métodos de contracepción (incluso la pastilla del día después). Siempre son las mujeres más pobres que tienen problemas de acceso a la contracepción: acá también afloja el tema de la desigualdad social.
  • El derecho a decidir por si-misma: ser madre cambia toda la vida. Y a veces una no se siente preparada para eso. Entonces, ¿qué pasa en caso de “accidentes”, cuando las mujeres se embarazan sin querer?
    Casos así:
    • no funcionó el anticonceptivo;
    • no usaban ninguno, pero calculaban el periodo de fertilidad (¡este método es muy poco confiable!) y no dio;

O, no usaban anticonceptivos porque querían tener hijo, y al mes de estar embarazada, se va el padre dejando la futura madre sola; o pierden ambos su trabajo y se quedan sin recursos para el futuro bebé…

Son casos comunes, en que suceden embarazos no deseados, o deseados hasta que se cambie la situación personal. En todos esos casos, la mujer tiene el derecho a decidir si quiere o no aceptar la responsabilidad de dar luz, y ver su vida cambiada para siempre. Es una decisión fuerte y difícil, y es importante respectar la decisión de cada una.

  • La contracepción masculina: ¿por qué no se habla de este tema? ¿Por qué la mujer sola tendría que hacerse cargo de la contracepción? La educación sexual también tiene que dar responsabilidad al hombre. ¡La búsqueda de placer no significa ausencia de responsabilidad! Que sea a través del uso del preservativo, o de métodos mas radicales como la vasectomía (cabe recordar que es reversible), los hombres también pueden ser parte activa del proceso para evitar la fecundación del ovulo y el embarazo, si no es deseado.

La Ley de aborto legal, seguro y gratuito no va de repente a crear una “epidemia” de abortos. Abortar es una decisión difícil y dolorosa. ¡Una no va abortar como iría a hacer shopping! Lo que va a permitir la ley, es que dejan de sufrir o hasta morir las chicas que estaban hasta ahora obligadas a practicar abortos clandestinos. Lo que va a permitir la ley es que nazcan hijXs deseadXs, esperadXs, en familias preparadas para su llegada.

Lo que tiene que hacer la ley, también, es contribuir a una implementación mayor de la educación sexual y al acceso a los métodos de contracepción.

Fuente : Chirimbote/ Antiprincesas

A través de este voto histórico, las mujeres argentinas demostraron el poder increíble que puede tener la sociedad civil. Luchar sin parar (¡y sin violencia!) no es vano. El mundo puede cambiar. La marea verde quedara como un ejemplo tremendo de expresión de la democracia.

 

Écrire un commentaire